Engañifas

Hoy vengo con preludio a cuestas, así que si me pongo seria tengan preparado el scroll. El baño, al fondo a la derecha.

Ser vegetariano no tiene nada que ver con la salud. Les podría decir miles de recetas que no tienen nada de sano y, no sólo eso, kilos de ingredientes que no tienen nada de saludables: harinas refinadas, azúcar refinado, toneladas de almidón, patatas fritas y salsas grasientas. Lo de ser vegetariano por salud es una tontería: un carnívoro (ejem: omnívoro) puede estar tan sano o enfermo como un vegetariano o un vegano. No hablemos de repostería.  Incluso sin lácteos o huevos se me ocurren galletas que harían reventar tu páncreas. Hay varios médicos que señalan que nuestra dieta occidental tendrían que temer el exceso de hidratos de carbono casi más que el de las grasas, de tal forma que, la próxima vez que te tomes una tostada con mantequilla y mermelada, pienses que lo más sano de lo que te están embuchando es la mantequilla. Las grasas no son buenas, no, pero los hidratos pueden ser casi peores. Me contaba una amiga que está siguiendo la dieta Montignac cómo le echan jarabe de glucosa hasta a la mayonesa light. No hay nada en ser vegetariano que te impida comer carbohidratos chungos (es más: puede ser muy fácil sustituir las proteinas de origen animal por carbohidratos malosos e inflarse de arroz y pasta por comodidad).

Todo esto viene porque leo en muchas revistas eso de la dieta vegetariana sana y yo me descojono, porque es más falso que un zacazaca de madera. No comer ni carne ni pescado ni productos de origen animal no te hace más sano. Comer carne y pescado de vez en cuando no es malo para tu salud, si no abusas de ellos; puedes ser vegetariano y abusar de grasas vegetales o de carbohidratos malos y que te crezca una barriga de Buda feliz que haga temblar tu páncreas. También puedes ser vegetariano y llevar una vida saludable o un carnaca adicto a las salchichas Tesco (que llevan de todo menos carne). Puede sonar a perogrullo, pero hay mucho perogrullo suelto.

Para mí la única razón para ser vegetariano es ética, no de salud. Si quieres hacerte vegetariano porque te han dicho que esto es muy sano y en vez de sangre empieza a circularte savia por las venas, lee un poco sobre nutrición y no hagas el canelo. No hagas caso de todo ese rollo de lo “natural” es bueno (la cicuta también es natural y yo no me la echo a la ensalada con unos rabanitos), seamos “naturales”.  Yo no voy a ganar más adeptos a La Causa por decir que ser vegetariano es sanísimo, te convierte en Charlize Theron y si comes sólo almendras te salen unos pechos como la Vía Láctea. Creo en la honestidad y mi único activismo es culinario: demostrar que se puede comer rico y variado prescindiendo de animales todo lo posible. De hecho, quienes me conocen saben que yo no saco el tema ético con nadie si no me preguntan (al contrario: son los demás quienes me preguntan y una nada escasa porción de la gente curiosa se siente ofendida cuando digo que soy vegetariana, como si eso les pareciera un insulto). Dicho en fino: procuro no tocarle los cojones a nadie. Mucho menos voy a engañarles.

Anuncios

0 Responses to “Engañifas”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: