Mousse de mascarpone y chocolate blanco

Reconozco que yo no soy muy fan del chocolate blanco: un chocolate que tenga menos de 70% de cacao no lo llamo chocolate, lo llamo basura. Pero, ay, amigos, el chocolate blanco y el queso están hechos para amarse y retozar por toda la eternidad. Si ésta no es la mejor mousse de cualquier sabor imaginable que he probado nunca, yo me como los juanetes.

La encontré una tarde que buscaba en Internet qué hacer con un poco de mascarpone que me había sobrado del tiramisú. Y, como una Alicia cualquiera se se mete en la madriguera del conejo, yo encontré la página de Galbani y este recetón. Menos mal que siempre hay alguien velando por nuestros culos, que no se mantienen lozanos solos.

La mousse dice: "¡Esos culos no se mantienen solos, jamona!"

La receta para cuatro personas (o dos con buen saque y mucho Almax):

*  375 g de mascarpone (no sin mi galbani)
* 200 g de chocolate blanco (antes compraba siempre el de Lindt con un toque de vainilla pero como no lo encontré, me sirvió uno marca Auchan)
* 2 huevos
* 20 g de mantequilla
* una puntita de guindilla molida
* virutas de colores para decorar

Yo le añadí un poco de Amaretto (unas dos cucharitas) y 1 cucharita de extracto de vainilla. Y también un poco de música de los ochenta para acompañar, vestida con mi delantal de vaca del todo a cien. Pero éso es porque yo tengo mucho glamour.

Lo que yo hice:

1. Derretir la mantequilla en el microondas y después dejar la guindilla, para que absorba el toque picantón.
2. Añadir el Amaretto y el extracto de vainilla a la mantequilla (¡ripio, ripio!)
3. Derretir el chocolate en el microondas a media potencia y con cuidado de que no se queme.
4. Mezclar la mantequilla con el chocolate blanco fundido y mezclar con ahinco.
5. Añadir las yemas de huevo y volver a mezclar con las varillas.
6. Montar las claras a punto de nieve, más bien hasta que parezca un merengue.
7. Ahora hay que incorporar las claras a la mezcla de chocolate y queso. Con paciencia y esmero, como si os las estuvierais intentando llevar al huerto con bonitas palabras.
8. Servid donde os parezca (yo utilicé ese regalo de tu madre, mi madre, que le habían dado en el Juteco por una compraza) y dejad que se enfríe durante, como mínimo, una hora. Si es más, mejor.
9. Un poco de música hortera, un delantal de vaca y… ¡zaca y a zampar!

La vaquita dice: "¡de lo que se come se cría!"

Anuncios

0 Responses to “Mousse de mascarpone y chocolate blanco”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: